Toy Story 4 (2019)
Toy Story 4

A√Īo:

Género: , , ,

Duración: 100 min

7.7 / 10
puntaje
IMDb

Título

Sinopsis

Una cuarta entrega nunca ha sido fácil. En estos días, es un estudio valiente aquel que se aventura en un territorio posterior a la trilogía sin un modelo de serie al estilo de Harry Potter. Pero Pixar, como bien sabemos, es uno de los más valientes. Puede darse el lujo de serlo, con una trilogía como Toy Story en su Salón de la Fama.

Hace nueve a√Īos, despu√©s de que Woody, Buzz y sus amigos que evitaban los vertederos fueron legados por un Andy de edad universitaria a la joven Bonnie, parec√≠a que su historia hab√≠a terminado definitivamente. Hab√≠an dejado que Andy se fuera. Toy Story 3 fue una despedida apropiada y profundamente conmovedora. Por lo tanto, es imperativo que Pixar tenga una buena raz√≥n (narrativa) para descomprimir a estos personajes una vez m√°s.

Toy Story 4 no se siente tan coherente o emocionalmente convincente como los tres anteriores. Donde Toy Story 2 y 3 eran piezas de rompecabezas perfectamente cortadas que completaban una imagen m√°s grande que nunca antes nos dimos cuenta, la entrega n√ļmero 4 de esta franquicia se siente diferente.

Woody y Buzz ya no son los amigos unidos que fueron en las pel√≠culas anteriores. De hecho, la historia de Buzz se ve casi virada aqu√≠, girando en torno a lo que deber√≠a ser una simple broma acerca de √©l al encontrar su "voz interior" a trav√©s de sus frases pregrabadas de Space Ranger. Mientras tanto, Jessie, Bullseye, Hamm, Rex y compa√Ī√≠a apenas aparecen, con poco m√°s que hacer que quedarse atr√°s en el "campo base" y preocuparse por lo que le est√° sucediendo a Woody.

Sin embargo, hay mucho para disfrutar de lo que le está sucediendo al sheriff favorito de todos. En primer lugar, su nueva amistad con el confundido tenedor convertido en un juguete, Forky, con la voz de Tony Hale, es realmente adorable. Forky está recién creado por Bonnie, él tiene los ojos saltones, una tira de cera para la boca y un palo de paleta para los pies. A diferencia de los otros juguetes, su razón de ser no está clara. Woody insiste en que él existe para que Bonnie lo ame y juegue con él. Pero todo lo que Forky quiere hacer es anidar en el acogedor olvido de un cubo de basura. La obsesión de Woody con ser el mentor de Forky, y mantenerlo con Bonnie, es realmente la forma en que el vaquero  se enfrenta a su propia crisis de la mediana edad. No es tan importante para Bonnie como lo fue para Andy, y está jugando con él cada vez menos. Pero él no sabe qué más puede hacer.

Esto se inserta en el segundo cap√≠tulo narrativo de Woody, que es una historia de amor. Con su ausencia en Toy Story 3 explicada a trav√©s de una pr√°ctica secuencia de flashback de pre-cr√©ditos, Bo Peep de Annie Potts regresa gloriosamente, se reuni√≥ con Woody despu√©s de haber vivido durante a√Īos como un juguete perdido, y mucho m√°s feliz por ello. Ella es entretenidamente reformulada como una sobreviviente ir√≥nica e ingeniosa, llena de agallas y confianza en s√≠ misma, y ‚Äč‚Äčdesconcertada por la continua dependencia de Woody de ser propiedad de un ni√Īo. Podr√≠a decirse que en la historia m√°s madura de la serie hasta ahora, la pel√≠cula pregunta si dos personas que alguna vez fueron muy cercanas, pero cuyas vidas han sido arrastradas en direcciones tan dr√°sticamente diferentes, podr√≠an volver a funcionar.

Al igual que en las películas anteriores de Toy Story, el énfasis está en dar risas, en asustarnos y en emocionarnos con acción alocada.

Las risas son principalmente enviadas por las nuevas incorporaciones: Keanu Reeves como el acosado ciclista canadiense, Duke Caboom, perseguido por su incapacidad para estar a la altura de sus propios anuncios, y Keegan-Michael Key y Jordan Peele como los peluches Ducky y Bunny, cuyos lindos y difusos exteriores ocultan una s√°dica racha. Los temores est√°n arraigados en una trama secundaria de antig√ľedades, en la que participa Christina Hendricks, una mu√Īeca de la vieja escuela, y sus secuaces.

Una cuarta entrega nunca ha sido fácil. En estos días, es un estudio valiente aquel que se aventura en un territorio posterior a la trilogía sin un modelo de serie al estilo de Harry Potter. Pero Pixar, como bien sabemos, es uno de los más valientes. Puede darse el lujo de serlo, con una trilogía como Toy Story en su Salón de la Fama.

Hace nueve a√Īos, despu√©s de que Woody, Buzz y sus amigos que evitaban los vertederos fueron legados por un Andy de edad universitaria a la joven Bonnie, parec√≠a que su historia hab√≠a terminado definitivamente. Hab√≠an dejado que Andy se fuera. Toy Story 3 fue una despedida apropiada y profundamente conmovedora. Por lo tanto, es imperativo que Pixar tenga una buena raz√≥n (narrativa) para descomprimir a estos personajes una vez m√°s.

En verdad, Toy Story 4 no se siente tan coherente o emocionalmente convincente como los tres anteriores. Donde Toy Storie 2 y 3 eran piezas de rompecabezas perfectamente cortadas que completaban una imagen m√°s grande que nunca antes nos dimos cuenta, la entrega n√ļmero 4 de esta franquicia se siente diferente; Menos un nuevo cap√≠tulo esencial que un interesante ep√≠logo.

Woody y Buzz ya no son los unidos amigos que fueron en las pel√≠culas anteriores. De hecho, la historia de Buzz se ve casi virada aqu√≠, girando en torno a lo que deber√≠a ser una simple broma acerca de √©l al encontrar su "voz interior" a trav√©s de sus frases pregrabadas de Space Ranger. Mientras tanto, Jessie, Bullseye, Hamm, Rex y compa√Ī√≠a apenas aparecen, con poco m√°s que hacer que quedarse atr√°s en el "campo base" y preocuparse por lo que le est√° sucediendo a Woody.

Sin embargo, hay mucho para disfrutar de lo que le está sucediendo al sheriff favorito de todos. En primer lugar, su nueva amistad con el confundido tenedor convertido en un juguete de Forky, con la voz de Arrested Development y Veep's Tony Hale es realmente adorable. Forky está recién creado por Bonnie, él es un adorable desorden de un juguete, con ojos saltones que no coinciden, una tira de cera para la boca y un palo de paleta para los pies. A diferencia de los otros juguetes, su razón de ser no está clara. Woody insiste en que él existe para que Bonnie lo ame y juegue con él; Pero todo lo que Forky quiere hacer es anidar en el acogedor olvido de un cubo de basura. La obsesión de Woody con ser el mentor de Forky, y mantenerlo con Bonnie, es realmente la forma en que el vaquero de juguete de trapo se enfrenta a su propia crisis de la mediana edad. No es tan importante para Bonnie como lo fue para Andy, y está jugando con él cada vez menos. Pero él no sabe qué más puede hacer.

Esto se inserta en el segundo cap√≠tulo narrativo de Woody, que es una historia de amor. Con su ausencia en Toy Story 3 explicada a trav√©s de una pr√°ctica secuencia de flashback de pre-cr√©ditos, Bo Peep de Annie Potts regresa gloriosamente, se reuni√≥ con Woody despu√©s de haber vivido durante a√Īos como un juguete perdido, y mucho m√°s feliz por ello. Ella es entretenidamente reformulada como una sobreviviente ir√≥nica e ingeniosa, llena de agallas y confianza en s√≠ misma, y ‚Äč‚Äčdesconcertada por la continua dependencia de Woody de ser propiedad de un ni√Īo. Podr√≠a decirse que en la historia m√°s madura de la serie hasta ahora, la pel√≠cula pregunta si dos personas que alguna vez fueron muy cercanas, pero cuyas vidas han sido arrastradas en direcciones tan dr√°sticamente diferentes, podr√≠an volver a funcionar.

Al igual que en las películas anteriores de Toy Story, el énfasis está en dar risas, en asustarnos y en emocionarnos con acción alocada.

Las risas son principalmente enviadas por las nuevas incorporaciones: Keanu Reeves como el acosado ciclista canadiense Duke Caboom, perseguido por su incapacidad para estar a la altura de sus propios anuncios, y Keegan-Michael Key y Jordan Peele como los peluches Ducky y Bunny, cuyos lindos y difusos exteriores ocultan una hilaramente s√°dica racha. Los temores est√°n arraigados en una trama secundaria de antig√ľedades, en la que participa Christina Hendricks, una mu√Īeca de la vieja escuela con una necesidad espeluznante, y sus secuaces dummy ventr√≠locuo, con ojos muertos.

Puede que no nos lleve a los máximos épicos puntos que alcanzaron sus predecesores, que para ser justos, es alta una barra de rascacielos para alcanzar, pero Toy Story 4 es sin duda la cuarta entrega más fuerte de la serie desde que Mad Max golpeó a Fury Road.

Género

, , ,

Reparto

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Duración

100 min

A√Īo